sábado, 20 de diciembre de 2008

Los yihadistas se lanzan a por Facebook como medio de difusión de propaganda

Léelo con el facebook abierto.

Enlace a la noticia

Tiene 5 notificaciones nuevas:

- Osama Bin Lah Den quiere hacerse amigo tuyo. Osama es nuevo en Facebook, preséntale a tus amigos.

- Jamal Amidahn se hizo fan de Al Jazeera

-George W. Bush escribió en tu muro. Pincha para ver mensajes:
" u will pay 4 your perfidy, u f*ing mexican. I'm not being ur friend anymore. why re u friend of these betrayers? gonna tell daddy not buyin spanish burritos and listenin falete"

- Jamal Amidahn ha batido el record en Geo Challenge. Desafíale a un duelo geográfico!

- Estás etiquetado en una foto. Pincha aquí para verla


Havié, 20 de diciembre de 2008
La croca de Al-Andalus


miércoles, 10 de diciembre de 2008

Las tropas británicas empezarán su retirada de Irak en marzo

Léelo con cariño, pues tristemente, puede ser el único anfibiótico en mucho tiempo. Al final, escucha la canción

Enlace a la noticia

(Dos soldados del ejército de infantería inglesa zanganean sentados en una piedra muy pequeña, nada cómoda)

Soldado 1 (Bob): La leche de maitines sabía ácida, se me revuelven los intestinos.

Soldado 2 (Job): En mi bolsillo llevo un trozo de tarta de manzana. Se la robé al sobrino de Bilty Rob Junior. Él es la tercera generación en el ejército británico, según me han dicho.

Bob: No sabía nada, me dejas conmocionado.

Job: Además, o eso cuentan, a todos les persigue un maldición.

Bob: ¡Vaya! Una maldición, Dios salve a su gloriosa majestad, ¿Y cuál es la maldición, diantres? Si puede saberse…Ni Bilty Rob Junior ni su sobrino son mi ojito derecho pero ¡Vaya! Una maldición. Cuenta Job.

Job: No me gustaría que pusieras en mi boca algo que no he dicho. Porque lo que te voy a contar, Bob, yo nunca te lo he dicho.

Bob: Maldita sea, Dios santo. Puedes confiar en mí, sabes que no diré nada ¡Es gonorrea!

Job: No, calla. Mucho peor.

Bob: El tifus.

Job: Que va.

Bob: Disentería. Eso tiene que ser. A todos les ataca la disentería.

Job: No, no. Vamos Bob. Te creía más perspicaz.

Bob: Masoquismo, sodomía…

Job: Ni una vez más te oiga usar esas palabras en relación a un integrante del cuerpo de infantería. Eso son sólo vicios de la armada. Aquí no pasa.

Bob: No se, Job, creo que no lo voy adivinar. Suéltalo.

Job: Todos han sido o son cabos, a excepción del más joven. Pero ninguno subió más arriba.

Bob: ¿Y por qué?

Job: Lo cierto, y así lo creo yo, es que les faltan dotes de mando. Son demasiado indulgentes a la hora de otorgar castigos.

Bob: No como tú ¿Eh, Job? Tú llegarás alto.

Job: Me falta una batalla heroica, a la antigua. Y matar cien enemigos, liberar cien rehenes.

Bob: Yo quiero irme a mi casa.

Job: ¡Ba! Cobarde capón, ¿Dónde ibas a estar mejor que donde estás ahora?

Bob: ¿Dónde estamos ahora?

Job: En algún lugar del sur de Irak.

Bob: Me gustaría ir a la India. Allí tienen mejor dominio del inglés.

Job: Creo que no entra en nuestros planes.

Bob: ¡Vaya! ¿Y que sí?

Job: Irán, la batalla de Afganistán aun sigue viva, Corea del Norte. En unos años, quién sabe: China, Rusia. Oh, si… también Venezuela.

Bob: ¿Y la india? ¿No hay nada malo en la India?

Job: Hubo el otro día una ensalada de tiros, pero no creo que requiera nuestra intervención.

Bob: Pues entonces creo que lo dejo.

Job: ¿Lo dejas? ¿Qué dejas?

Bob: La guerra, dejo la guerra.

Job: ¡Bastardo! Eso es deserción. Tendré que matarte o lo hará un tribunal militar.

Bob: No, de eso ni hablar. Yo me voy. Soy un pacifista, acabo de darme cuenta. Me voy.

Job: Va, sucio hipócrita. Yo me quedo

(Bob se va. Job se quedará sentado en la piedra hasta Marzo de 2009. Luego se tomará unas vacaciones y volverá a la batalla en Enero de 2010. Con suerte conocerá otro país)

The White Stripes - Seven Nation Army

domingo, 14 de septiembre de 2008

Apagado el incendio en una galería eléctrica subterránea en Madrid

Léelo como si fuese la única aparición de la "Madre indignada" en toda la obra.

-Madre indignada: “El imbécil, que tiene ya 15 años, cuando vio que el edificio ardía literalmente, en lugar de llamar a los bomberos, salió corriendo hacia su estantería, buscó la agenda de primero de la E.S.O, llegó hasta la página en la que alguien le escribió “En caso de incendio mirar la última página” y se encontró con un “ahora no, en caso de incendio, gilipollas”.

lunes, 1 de septiembre de 2008

Lituania sigue sin compensaciones tras 15 años de fin de ocupación soviética

Enlace a la noticia aquí
Léelo escuchando esto

Cuando en 1940 el abuelo de Robertas pasaba por el 71 de Vytautas Prospectus uno de los 230.000 soldados soviéticos que caminaban por las calles de Kaunas le agarró de ambas manos y le empujó contra una pared calada. Tirado por una soga entrelazada con nudos rusos, el soldado condujo al hombre hasta una plaza cercana, inmensa, ante ellos, una iglesia esbelta y blanca sériale único testigo. El anciano, de rostro risueño, pómulos duros y enormes ojos azules, concentró su mirada en una casa amarilla. Su sangre pronto salpicó la inmaculada pared de la iglesia.


La croaca lituana, 1 de septiembre de 2008


Sally Hayes


sábado, 16 de agosto de 2008

Anfibióticos de 'Restallu'

Gijón de ´restallu´ ( La Voz de Asturias - 16/08/2008 )

Se trata, en este caso, de realidad basada en hechos ficticios. Lee después la noticia y compruébalo.

Pum. Gijón despertaba Pum, pum! Aún resacosa. Pum, pum, pum! De la noche de sus fuegos. Pum, pum! Que sonaron pum! altos y claros. Pum! Un éxito. Pum, pum, pum! Gijón se sacudía aún su espíritu de ciudad borracha y, de nuevo,... pum, pum, pum, pum, pum, pum!: el Restallón, que sacudió, otro año más, los cimientos de la ciudad y de muchas cabezas, con más de seis pum! Y de sesenta... El Restallón duró aproximadamente un cuarto de hora, poniendo punto y final a la Semana Grande, las fiestas de Nuestra Señora de Begoña, patrona de la ciudad de Gijón. Antes de que el cerro de Santa Catalina, lugar desde el que se suelta la traca, comenzara a petardear, se había celebrado la tradicional y multitudinaria Danza Prima en la playa de San Lorenzo, mirando al horizonte, en homenaje a todos los emigrantes asturianos.

Como siempre, costó formar el corro, muchos se resistían a dejar las toallas y ponerse a bailar. Sara Paz y su compañero, Antonio Nieto, en bañador y todavía mojados, bailaron, aunque "primero él no quería, pero cuando empezó a haber mucha gente nos sumamos al baile". Ella es leonesa y él malagueño, de Fuengirola. "Nunca la había bailado pero fue bastante fácil", dice Nieto. Sara Paz es de un pueblo de León, próximo a Asturias, "allí también la bailamos, la danza prima no es sólo asturiana".

Tras las dudas de Antonio y los empujones de Sara, se formó un gran corro humano, inabarcable e indestinguible, con varios lazos superpuextos, que se extendió sobre el Muro y la playa. Acabados los disturbios, danza y restallón, Enrique Ruiz paseaba de vuelta a casa "a comer y a celebrar". El pretexto de la fiesta reunió a toda la familia, su mujer, sus hijos y sus nietos, "tenemos unos centollos y rollo de bonito". Su mujer precisa: "Con patatas". A Ruiz le gustó el Restallón, como todos los años, la danza prima "fue muy emotiva, da gusto ver a todos los gijoneses bailar y cogidos de la mano". El Restallón es un fenómeno atípico que sorprende a quienes no lo han visto nunca.

Es más que una traca de voladores diurna pues tiene colores, como los fuegos artificiales, típicos de los espectáculos pirotécnicos nocturnos. "Es muy raro ver fuegos artificiales por el día", dice Ana Muñoz, de Cordoba, y de vacaciones en Gijón en casa de una amiga.

Ella no se ha atrevido a participar en la Danza Prima, su justificación es, cuanto menos curiosa: "Me bañé con las gafas, una ola me tiró y las perdi, ahora no veo nada". Su amiga María Fernández, a su lado, se ríe, "yo le dije que la acompañaba si quería pero no quiso". Sorprende la presencia de ambas en la playa, tan pronto --son las dos y media de la tarde-- son jovenes, a ayer, dicen, salieron hasta tarde, "tenía que enseñarle el Restallón y lo de la danza prima, vengo todos los años y me encanta. Es una pena que al final no haya podido ver nada", dice María Fernández, con sorna. Ambas ríen.

Con la Danza Prima y el Restallón se acabaron las fiestas, demasiado cortas para algunos, para otros demasiado largas. Javier Roiz, de Gijón, que vive en la plaza del Parchís, ya está un poco cansado de tanta celebración y tanto turista, "no se puede estar en Gijón por el verano, hay demasiada gente". Ayer era imposible encontrar una plaza de aparcamiento para el coche y hasta un rincón en la arena para las toalla y, de hecho, Roiz asegura que "tengo aparcado el coche donde El Molinón desde hace tres días".

Se acabó la Semana Grande, siete días intensos en los que hay, sobre todo, un rumor de gentío, de olor a sidra y a helado, que en el invierno, se echa de menos. Mientras, bajaba la marea en San Lorenzo, llevándose a la Semanona, dejando más sitio en la arena para las toallas, más plazas en las calles para los coches. Devolverá el mar a Gijón sus fiestas dentro de un año, quién sabe si le devolverá a Ana Muñoz sus gafas.

Cristina está presente como esposa de Enrique Ruiz pero motivos de seguridad me impidieron incluirla.

Nahuel y Otras

La Croaca de Gijón, 16 de Agosto de 2008

viernes, 15 de agosto de 2008

NO ACTUALICEN

No se les ocurra actualizar de momento. Les espera una gran sorpresa.

miércoles, 30 de julio de 2008

El Congreso de EEUU pide perdón a los afroamericanos por la esclavitud


La noticia
Léelo como si tú fueras ese inventor


El inventor del perdón debería haber explicado un poco mejor el artilugio que tenía entre manos. ¿Pedimos perdón para que esa persona deje de estar ofendida si es que no es ya demasiado tarde, o para aliviar nuestras conciencias?

Mi abuelo me ha contado millones de veces la misma historia. Él nació en Gabón y se crió en el umbral de la pobreza. A los 15 años lo intercambiaron por un cargamento de tabaco procedente de América y, como mercancía en la que se había visto convertido, partió rumbo a América. Alejado de su familia, trabajó como esclavo durante décadas, hasta que los achaques de su débil salud le salvaron, pues le desecharon por su inutilidad. En realidad, sé que me oculta información y jamás ha querido relatarme con detalles del trato vejatorio que recibió. Siempre esbozaba una sonrisa de medio lado y me decía “ahora, a dormir”.

Ahora piden perdón, ahora. No estoy de acuerdo con eso de que “más vale tarde que nunca” valga para todo. Y lo hacen por lo cometido durante un período de tiempo exacto: 1865- 1960. Se han debido de olvidar de los afroamericanos inocentes que mantienen en prisiones abarrotadas; o de los afroamericanos a los que se niegan decenas de trabajos diariamente; o de la cantidad de siglos en que fuimos comparados con animales de carga. Y no ya de los afroamericanos, también se han debido de olvidar de los indios, los hispanos…Pero eso ya no es su problema. Ya han cumplido o, al menos, ya pueden dormir tranquilos si es que alguna vez no han podido hacerlo, que lo dudo. El titular llenará sus medios de comunicación y creerán que han crecido como Democracia.

No pretendo jugar a meterme en la piel de alguien negro o blanco, pues para eso ya está Michael Jackson. Tampoco es una historia irreal porque, desgraciadamente, muchos grupos minoritarios han sufrido y, lo que es peor, sufrirán alguna discriminación por la razón que sea. Y, si no hay ninguna, a alguien se le ocurrirá la manera de seguir privando de derechos fundamentales a algún colectivo. Y alguien encontrará su momento para pedirles perdón, aunque ni siquiera sea para aliviar sus conciencias. Para que luego digan que el ser humano es extraordinario.

C. Cartes, La Croaca, Oviedo, 30 de julio de 2008

lunes, 21 de julio de 2008

"La bomba de relojería de la obesidad es una amenaza mayor para el planeta que el cambio climático"

Enlace a la noticia

Léelo con una mano en la panza y la otra, de proceder, en los cojones.

Mi nombre es Bob. Me llaman Bobby pero eso es sólo una broma porque peso 180 kilos. Cuando viajo en metro pago el doble porque ocupo un asiento y medio. Un amigo cabreado -y rollizo como yo- se queja de que los gordos pesamos más pero no por eso somos más ricos. Vivo en un cuarto piso y cuando alguien intenta subir conmigo en el ascensor, sudo muchísimo porque hay poco sitio y porque me preocupa incomodar a mis vecinos. Me ducho por las noches pero me cuesta jabonarme en zonas como la espalda y otros sitios.
He aprendido a ser feliz a pesar de todo. Las chicas no me quieren pero de vez en cuando llamo a una de pago. Alguna vez se han negado rotundamente pero casi siempre que he ofrecido más dinero han aceptado cumplir con el servicio.
El año pasado intenté operarme por la seguridad social pero los médicos me dijeron que primero dejara los diez donuts del desayuno y que entonces quizá podríamos hablar de bisturíes.
Me parece divertido que ahora los periódicos se metan con los gordos de primera división como yo, sin ni siquiera distinguirnos de los gorditos de barriga cervecera de toda la vida. Y aunque hablen mal de nosotros, hablan, que ya es algo. Es una forma más de salir de mi anonimato, de normalizarme y de allanar mi camino hacia la fama y la felicidad.
De todas formas, que les den a los periodistas y a los médicos, porque me pienso comer diez donuts todas las mañanas, cueste lo que cueste, pese a quien le pese...

Henryque
La Croaca, 21 de julio de 2008

viernes, 18 de julio de 2008

"Juró por su madre que no se dopó"


Enlace a la noticia


Tomé el último trago que me ofrecería aquella botella de Jack Daniels que ahora se tambaleaba encima de la mesa de cristal de la salita. Me había cagado encima. Sí. No lo podía negar. La bola maloliente que recorría mi parte anterior del muslo izquierdo había salido directamente desde mis intestinos dispuesta a ver mundo. Comencé entonces a balancear mi cuerpo hacia delante y hacia atrás, hasta que mi cabeza topó con el pico de la mesa y rajó mi ceja con precisión de cirujano. Lloraba. Claro que lloraba.

El culotte ajustado me apretaba los huevos y exprimía la bola de mierda que unos minutos antes me había encargado de producir. Las lágrimas se mezclaban con la sangre que brotaba de mi ceja e iba a desembocar a la comisura de mi boca dejandome probar aquella mezcla salada con sabor a perdedor; con sabor a embustero; con sabor a fracaso.

Con el Jack Daniels circulando por mi cuerpo cogí la bicicleta por última vez. Esta vez no era para ganar el tour, ni para entrenarme, ni para ponerme a prueba… Me dirigí hacia la salida de la Autoroute A43 y la abordé en sentido contrario. A modo de funambolista avancé sobre la línea discontinua del medio: me pasó un coche (había traicionado mi futuro), me crucé una moto (había mentido y encima lo había jurado por mi madre); y me pasó otro coche, esta vez por encima.



La croaca, Fuengirola, 18 de julio de 2008

martes, 15 de julio de 2008

Detienen a un samurai con espada por planear un ataque contra Victoria de Suecia

Enlace a la noticia original aquí.

NO lo leas, HAZ el test.

Test de la semana: ¿ES USTED UN VERDADERO SAMURAI?

1.- Es usted danés y se encuentra de vacaciones en Suecia, ¿qué se le ocurre hacer en este bonito país?

A)Visitar Estocolmo, que me dijo mi vecino que es precioso.

B)Comprar souvenirs para toda la familia

C)Intentar atacar a Victoria de Suecia

2.- Si usted quiere pasar desapercibido por Suecia, debe llevar puesto…

A)Un traje de Paisano de Mora o Paisano de Lecksand, el traje regional sueco

B)Un pasamontañas negro y un chubasquero

C)Un disfraz de samurai y una espada que agitaré continuamente

3.- Si estando en Suecia le apetece atentar contra la familia real, usted llegará al palacio donde ellos se alojan…

A)Comprando un mapa en una tienda para guiris

B)Dejándome guiar por mi intuición

C)Preguntando a todos los suecos que me encuentre por el camino mientras agito mi espada de samurai

4.- Si usted ya ha tenido problemas con la policía sueca anteriormente, lo que debe de hacer cuando viaje a Suecia es…

A)No llevar droga, armas o colonia en el equipaje de mano

B)Esconderme en un cubo de basura durante toda mi estancia en Suecia

C)Ir a la redacción de un periódico sueco, romper una foto de Victoria de Suecia y ordenar a los periodistas que no escriban sobre ella.

5.- Si después de todas estas alucinantes aventuras en Suecia la policía te coge…

A)Eres un tonto del culo

B)No dudes en sacar tu capa de invisibilidad como la de Harry Potter

C)Niega todo y declárate inocente.

Mayoría de respuestas A: Está usted preparado para viajar a Suecia y a cualquier otra parte del mundo. En cuanto acabe de leer el test, coja las maletas y mande a su familia a freír espárragos.

Mayoría de respuestas B: Usted es un verdadero explorador.

Mayoría de respuestas C: Aprenda urgentemente japonés porque está usted hecho un verdadero samurai.



Rana de ingle amarilla.

domingo, 13 de julio de 2008

La Universidad de Salamanca muestra un preservativo encontrado en un libro del XVI

Léelo pensando en dos chonis universitarias del siglo XIX
Enlace a la noticia aquí

-Tía, menuda tarde la de ayer.
-¿Ah sí? ¿Otra vez de juerga con… ?
-Sí tía, no te lo puedes ni imaginar. En la facu, en el aula de “Fundamentos del Desarrollo Científico”
-¿Qué dices tía?
-Te lo juro, además cuando quedamos ya venía caliente. Porque me había dicho que se iba la biblioteca, pero de camino se encontró con unos amigos y estuvieron discutiendo de no sé qué de formación de estados nación.
-Ah, sí, algo de eso he oído…
-Y nada, me empezó a quitar el corsé, después la falda, el cancán, las enaguas, las medias, la faja…total que cuando empiezo a quitarle ese pantalón que parece de tela de cortina ¿sabes cuál te digo? que le acaba de hacer el sastre, se abre la chaqueta, y veo que saca como una especie de saquito…
-¿Y qué era?
-¿Te lo puedes creer tía? Me dice que es un trozo de tripa de cerdo. “Para que no te quedes encinta y yo no me contagie de nada” me dice tan fresco, claro, como ahora están todos tan obsesionados con la medicina…
-¿Pero tú no te estabas tomando la píldora?
-¿Pero qué dices tía? Que hemos avanzado mucho en medicina, pero eso no se inventa hasta el siglo que viene, por lo menos.
-Yo qué sé, tía.
-Total, que se lo pone y bueno, no estaba mal la cosa, un poco áspero y tal y cuando estábamos en el momento, tía, empezamos a oír voces fuera, claro, los de “Corrientes de Pensamiento de la Revolución Industrial”, que tenían clase a esa hora.
-¿Y tú qué hiciste, tía?
-Pues nada, sólo me dio tiempo a ponerme las enaguas.
-¿Y él qué hacía?
-Él nada, sólo se preocupaba por el artilugio ese. Y como no había dónde tirarlo lo tuvo que guardar en el manual de medicina
-Qué asco tía.
-Ya ves. Tanta higiene y tanto no contagiarse de nada, y al final va a suspender “Principios Básicos de la Medicina”, porque ya no hay quien abra ese libro.
-Qué putada, tronca.
-Ya te digo.



Taosalamandra
La Croaca, 13 de julio de 2008



jueves, 10 de julio de 2008

El G-8 no asume culpas en la crisis de los alimentos

Enlace a la noticia aquí

Léelo escuchando Alibi, porque nos hace falta una buena excusa para explicar la situación de este mundo.


Érase una vez un mundo al revés. Estaba formado por algo más de 6000 millones de personas, de las cuales alrededor de 3000 millones sobrevivían con dos dólares diarios. Una de esas personas moría en alguna parte del mundo cada cuatro segundos, lo que incluía diariamente una suma de 26. 000 niños menores de cinco años.

Mientras 40 países, la mayoría en África y Asia, luchaban contra emergencias alimentarias que necesitaban la ayuda del exterior, la otra parte de este mundo al revés disfrutaba con su sobreexceso de productos. Compraba más de lo que consumía y desechaba unos 20 millones de euros en comida al año, con lo que más de 100 millones de personas se podían alimentar. A nivel global, este mundo en conjunto podía alimentar a 12. 000 millones de personas con el volumen de comida que producía si no fuera porque 37 millones de personas malvivían con salarios miserables y, otros tantos, ni siquiera conocían lo que la palabra “salario” significaba.

El arroz, el maíz y el trigo, base de muchos alimentos, habían visto duplicados sus precios en menos de un año. Esta era la realidad del mundo al revés del siglo XXI, cuya principal dolencia era la hambruna.

Mientras tanto, los representantes del G8 decidían reunirse para tratar de buscar soluciones a este problema. Y no hay mejor manera de hacerlo que celebrando un gran banquete. Ironía a modo de entrante. 25 chefs preparando una lista interminable de platos que suponemos aportarán los nutrientes necesarios para que nuestros dirigentes encuentren las soluciones adecuadas al hambre en el mundo. Dejamos morir a millones de personas de hambre al cabo del día pero, si no le importa, prefiero degustar antes la crema de nécoras para ir abriendo el apetito.


Este loco mundo siguió girando de esta manera durante muchos años. Sin embargo, un día la situación cambió. El final de este cuento os lo contaría, pero prefiero que seamos nosotros quienes lo escribamos y quienes lo adaptemos a la realidad.

Esta vez no es ficción, sino hechos reales sin envase, al natural. Aunque todo esto, desgraciadamente, no es surrealismo.

Renacuajo

La Croaca, 10 de julio de 2008




domingo, 6 de julio de 2008

El fuego político de Betancourt

Enlace a la noticia aquí.

Léelo sintiendo la resaca a flor de piel.


Mercadona de París. Sábado, 5 de julio de 2008


(Conversación que se desarrolló en un francés correcto y culto)


-16.90, por favor.

* ¡Coño!, ¡Ingrid!

- ¿Carolina? (Nombre ficticio)

* Joder, Ingrid. Ya te vale. Estuve tres meses esperando confirmación de la boda. No cogías el móvil, tu madre no sabía dónde estabas, tus hijos igual. Una llamadita o algo, que no te cuesta nada. Y después de aquello, ahora ni una disculpa ni nada.

- ¿Pero al final te casaste?, ¿con Pedro?

* Claro, a ver qué remedio.

- Pero si decían que era…

* Ya hija, ya. Pero qué le vamos a hacer. Una se acostumbra.

- Imagino…

* Bueno, que dónde has estado. Llevo años sin saber de ti y de repente eres cajera del Mercadona.

- ¿No has visto que he salido en los periódicos?

* Ah, ¿eres periodista?

- No, no. Es que he estado en la selva de Colombia. Todo el mundo cree que me secuestraron, que me torturaron y que he estado viviendo allí malamente.

* ¿Cómo que todo el mundo cree?, ¿qué has estado haciendo allí?

- Nada, tener tres hijos. Me enamoré y me fugué. Ya sabes lo costoso que es explicarles a tus hijos y a tu ex marido que te has vuelto a enamorar de un guerrillero y que te vas a la selva.

* Ya, te entiendo. ¿Así que por eso no confirmaste la asistencia a la boda?

- Claro. Me dejé el cargador del móvil en París.

* Joder, Ingrid. En qué líos te metes.

- Ya. ¿Los mangos te los llevas o no?

* ¿Están de oferta?

- No, estos no.

* Bueno, pónmelos de todos modos, que a Pablo le gustan.



Rana de ingle amarilla.

sábado, 5 de julio de 2008

Enlace a la crónica aquí

Léelo: pensando que la siguiente noticia de agencia hubiera sido más probable.


Amy Winehouse muere durante su concierto madrileño

EFE

La polémica cantante de soul falleció anoche en Arganda del Rey (Madrid) mientras ofrecía a los asistentes un angustioso recital que se incluía en el neonato festival Rock in Rio Madrid.

Los médicos del Hospital Severo Ochoa declaran que "no había nada que hacer. Fue una muerte repentina a causa del consumo de una potente droga (E-45J, inyectada generalmente en caballos)". Dos horas más tarde del televisado fallecimiento, el agente de Winehouse, Alex Haynes, confirmaba que Amy "tomaba regularmente esa droga durante sus conciertos. La mezclaba con vino y la bebía sorbito a sorbito."

Asistentes al concierto aseguran que la cantante se tomó dos rayas de cocaína durante los apenas 25 minutos que duró el recital. Fue durante una de sus canciones estrellas Back to Black cuando la artista británica se derrumbó sobre el pie de micro y cayó, copa en mano, encima de uno de sus escoltas, que corrió en su auxilio cuando todos preveían que su caída era inminente. Los casi 75.000 asistentes que presenciaron la escena gritaban entre el horror de los que observaron una muerte así y la euforia de los que creían que era parte del esperpéntico espectáculo de la cantante. Apenas diez minutos más tarde, la música de Jamiroquai ya sonaba en el Escenario Mundo. El cantante comenzaba su concierto con un " Deja las drogas Amy, te queremos por tu música".

Los padres y el novio de Amy (recién salido de la cárcel) aún no se han pronunciado, pero está previsto que los familiares acudan esta tarde al Tanatorio del Severo Ochoa para llevar el cuerpo de la cantante a su Camden natal.


Havié

La Croaca, 5 de julio de 2008

viernes, 4 de julio de 2008

Cinco niñas se fugan de un centro de menores de Córdoba tras denunciar maltrato

Léelo sin tener demasiado en cuenta a la autora por lo macabro de la historia. Después lee la noticia, y decide si es más escalofriante la realidad que la ficción

Enlace a la noticia aquí


- ¿Has leído esto? En paradero desconocido dicen... - una sonrisa entre cruel y sucia se esboza en su repugnante rostro

La sombra sentada a su lado, en el asiento del copiloto, no parece tan convencida. Se frota la frente con el dorso de la mano, en un ademán de librarse de culpabilidad.

- Y tú no te quedes ahí pasmado - repite la voz tosca - échales un vistazo y asegúrate de que no se muevan ni un pelo y que no digan ni "mu". Nos lo vamos a pasar bien esta noche.


Taosalamandra
La Croaca, 4 de julio de 2008

jueves, 3 de julio de 2008

Zapatero dice que hará "recuperar la economía" y la oposición le acusa de pasividad

Leelo llorando

Enlace a la noticia


Del hombre, que no mediría más de un metro, colgaba una barba blanca que sin llegar a tocar el suelo bien podría haberle librado en más de una ocasión de los males marginales de un estrujón insospechado en el monte. Sobre su cabeza, un enorme gorro rojo hacía equilibrismos por mantenerse firme y puntiagudo en contra de las leyes físicas que con tanto vigor parecían actuar en aquel lugar. De ese gorro, le llamo la atención a Rosa su color. Cuando se hallaban a no más de dos metros de la muchedumbre, comencé a oír su verbo y su voz de locutor radiofónico en paro. Rosa se sentó entre los niños, justamente entre dos pelirrojos feos como un rayo, ella con trenzas y él con un tremendo copete que quizá ambicionase ocultar el duro gesto de su cara atestada de sebosos y mugrientos depósitos de manteca y tocino. El enano barbudo algo musitaba sobre un pueblo de mar, un barco y una anciana apenada:

“La vieja vendió sus cuadros, herencia del padre y del marido, porque los dos eran pintores. Estaba triste cuando lo hizo, porque la patata había salido mala en aquel suelo yermo y porque estaba arruinada”

Esperando que el enano desapareciese a la bajada del telón, fue algo decepcionante verlo desvanecerse de un salto, al bajar de su tarima y perderse entre aquellos niños y hombres

El enano, se llama Odiliano, comenzó a contar cuentos cuando sus putas se murieron de hambre. La crisis, desgraciada, había apagado hasta el sexo de los hombres y ya solo se pagaba por una historia aún más triste que la mía y la de aquellos dos pelirrojos, feos, feísimos, y muy pobres.

La Croaca de Gijón, 2 o 3 de Julio de 2008.

Nahuel y otras

martes, 1 de julio de 2008

¿Qué clase de peinado es ése?

Enlace a la noticia aqui
Léela tirándote de los pelos

Soy un bote de Laca marcaWella, fabricado en las afueras de Berlín. A mi llegada a Irán en un convoy de hierro y madera me han secuestrado y encerrado en un sótano hosco y estrecho. Por favor, si esta carta que he mandado camuflada en una caja de jabones de Avon llega a manos de alguien, pidan auxilio internacional, llamen a mi embajada o vengan a por nosotras. Por las noches ya hemos oído a botes de gomina gritar. Gracias.


La Croaca, 1 de junio de 2008

Sally Hayes

lunes, 30 de junio de 2008

La gloria para el mejor.



España conquista Eurocopa


Operación salida con el depósito 18 € más caro y la luz en máximos



No leas. Mira las imágenes


Alegría y tristeza, desenfreno y reflexión. Todo está conectado. Lo del precio de la gasolina no importa mucho. Simplemente nos recuerda que algo empieza ahora.


Porque muchas veces sobran palabras y porque todos sabemos a lo que nos referimos hoy 30 de junio. Porque por primera vez habla una narradora en 1ª persona, real y homodiegética.

Corto y cambio.


Renacuajo

La Croaca, 30 de junio de 2008

sábado, 28 de junio de 2008

La relación sadomaso es la más democrática




Léelo rezando un padre nuestro


Enlace a la noticia


Había ido hasta allí, y ahora parecía que para nada. Ni uno de los asistentes se decidía a levantar la mano, y a mí, como era de esperar, me daba una vergüenza terrible. Nunca he sabido llevar la iniciativa ni presentarme de voluntario para algo. Desde pequeño siempre he intentado pegarme a aquéllos que sí sabían tomar decisiones. Bueno no es que yo tampoco las haya tomado nunca, aunque quizá me este contradiciendo porque acabo decir que sí. Bueno, no sé.

Pero ahí estaba ella pidiéndome lo que nunca me iba a pedir nadie. Y sólo por 25 pavos. ¿Y si no se me levantaba? Todo el mundo se reiría, lo que por otra parte no estaría tan mal porque me gusta ver a la gente contenta. No lo iba a hacer. Había muchas otras cosas que hacer en ese sitio. O igual sí.

No alcanzaba a ver a casi ninguno de los asistentes que había en el recinto. Todo estaba muy oscuro. Y olía a semen. Olía a semen como nunca antes en mi vida había olido. Y me sentía sucio. Bueno, no, me gustaba. Y me gustaba porque sabía que aquellos a los que no conseguía ver la cara eran como yo. Seguramente se parecerían mí, con mi peinado, mi camisa, mis pantalones de pana, mis mocasines.

Y entonces pasó. Levanté la mano decido a ser el primer miembro de la “bukake”. Todo el mundo me miró, o por lo menos eso me parecía, y sentí la responsabilidad sobre mis hombros. Yo iba a liderar la “bukake” y todo el mundo seguiría mis indicaciones.

Pero no hubo tal “bukake”. No salieron más voluntarios. Lo sentí como uno de los mayores fracasos de mi vida. Ya me lo decía mi abuela “aspiraciones muy grandes sólo llevan a frustraciones” La tendría que haber oído mejor. Ella siempre tenía razón. Aunque no hubiera imaginado, que en medio del territorio Fabrik, cerca de los urinarios, me iba a encontrar con el párroco de mi barrio. El mismo que domingo tras domingo escuchaba sus confesiones.


A. Nieto



La croaca, 28 de junio de 2008



viernes, 27 de junio de 2008

Uno de los acusados pide perdón mientras Nanysex guarda silencio

Enlace a la noticia

Léelo en la Bandeja de entrada de Nanysex empezando por el final


From: Eduardo S.M. [todd@hotmail.com]
Sent: miércoles, 26 de junio de 2008 22:31

To: Álvaro I.G. [nanysex@gmail.com]
Subject: Fw: Fw: Fw: ¿De qué vas?

Hola Álvaro,
También lo siento, espero que tengas suerte en este jodido bache. Por cierto, menudo partidazo. ¡3-0! Yo también lo he visto, aunque mi tele era un poco mejor... xD Mañana hablamos,

Todd (creo que voy a jubilar este nick...)

P.D.: ¡He conseguido conexion wifi y una PDA moviendo algunos hilos!



From: Álvaro I.G. [nanysex@gmail.com]
Sent: miércoles, 26 de junio de 2008 20:32

To: Eduardo S.M. [todd@hotmail.com]
Subject: Fw: Fw: ¿De qué vas?

Ok, creo q t entiendo. Lo mejr será q hagams eso. Ultimamnt no sé q m pasa, lo siento. No m djan star casi nada n la sla d ordnadors. M vy a ver el partido d españa, ns han djado vrlo en una salita cn una mierda d tele d 16 pulgadas. Q tngas suerte.



From: Eduardo S.M. [todd@hotmail.com]
Sent: miércoles, 26 de junio de 2008 20:17

To: Álvaro I.G. [nanysex@gmail.com]
Subject: Fw: ¿De qué vas?

Hola Álvaro,
No sé qué decirte la verdad, estas dos semanas han sido muy raras...
De todos modos, todavía no me creo que esto esté pasando. Mi abogado ha dicho que el numerito del perdón que he montado hoy fue idea mía pero la verdad es que lo teníamos todo pensado. Nos han trincado nany, no le puedo hacer nada por muy cabreado que estés. Todos estamos jodidos, hundidos hasta el cuello, no sólo tú. Así que no entiendo a qué cojones viene que te mosquees conmigo. ¿Ahora quieres que piense en los demás? ¿Quién nos metió en todo este lío? ¿Te lo he echado alguna vez en cara? Mira, a mí siempre me gustó todo lo que me pasabas desinteresadamente, te lo agradeceré siempre. Disfruté y pasé momentos que no olvidaré. Nuestro mundo es algo diferente, especial. Estábamos en nuestro derecho, pero la gente no lo entiende, tienes razón, y contra eso nosotros no podemos hacer nada. La sociedad no está preparada para entenderlo. Creo que lo mejor será que aparentemos lo que no somos, que nos hagamos los arrepentidos, los locos, lo que haga falta. ¿No lo entiendes? Es lo mejor. Cuando todo esto pase, las cosas volverán a ser como antes y todo este lío sólo será un mal recuerdo.

Un abrazo,

Todd



From: Álvaro I.G. [nanysex@gmail.com]
Sent: miércoles, 26 de junio de 2008 19:22

To: Eduardo S.M. [todd@hotmail.com]
Subject: ¿De qué vas?

Edu, de q vas? q pretndes? M ha parcido muy bonito todo eso de pedir perdón a "las victimas, a sus familias y a la sociedd". Pro q t crees? Q la gente es tnta? Y encima m dejas mal a mí y al resto del grupo. Cuando tocabas a esas niñas y t la meneabas delante de la pantalla no parecias tan arrepntido. Pr q ahora tienes qe arrpntirte? q daño hacias? tu parec q stas mnos trincado q los dmas, pro si siges pr ese camino, escuchame cabrn, les enseño ls videos q tdavia no han ncntrado. Esty asqeado de tdo esto. Tdo l mndo ns odia y ahora tu intntas traicionarnos asi. A ti t caeran pcos añs. A mi, si se creen q sty loco, tmpco muchos mas. Cuand salga d sta espero pr tu bien q no hyas frmado familia...


--
Henryque,
La Croaca, 27 de junio de 2008

jueves, 26 de junio de 2008

Indemnizan con 54.000 euros a un paciente que perdió un testículo en Barcelona


Léelo pensando que la que escribe esto tiene hoy su último examen.


Enlace a la noticia aquí.


TITULAR ALTERNATIVO:

UN 74,9% DE LOS NIÑOS NACIDOS DESPUÉS DE 2006 EN CATALUÑA SON DEL MISMO PADRE

A M.M.C, barcelonés de 22 años, le extirparon un testículo en noviembre de 2006 por supuestas irregularidades en su función. Desde entonces, todos los niños que han nacido gracias al semen de un donante anónimo son hijos de este joven.

La explicación es bien sencilla, pero no deja de ser asombrosa por ello. Los doctores A.B.C y D.E.F, militantes de la organización “Catalunya, Raza Aria”, se dieron cuenta tras el análisis del semen de su paciente, que entonces contaba con sólo 20 años, de que era el más puro y más catalán que jamás pudiese existir, y se las arreglaron para cortarle un testículo. A partir de entonces, utilizaron el esperma de M.M.C para inseminar a todas las catalanas que quisieran tener un hijo. El semen era tan potente que podía matar a las mujeres o preñarlas a todas. Una fuente inagotable de catalanismo puro. El objetivo de estos dos doctores era purificar toda Cataluña gracias a la ayuda inconsciente de este donante.

El “hombre de los huevos de oro”, como algunos ya lo han bautizado, ha tomado medidas legales. Lo peor, dice, es “cuando llegue el día del padre y tenga que meter todos los regalos de mis hijos en mi piso de 33 metros cuadrados”. En lo que nadie ha reparado es en la cantidad de subnormales que saldrán de esos hermanos cuando se pongan a procrear entre ellos.

miércoles, 25 de junio de 2008

La tribu aislada del Amazonas ya era conocida

Léelo: pensando en todos los estereotipos que tenemos sobre las tribus perdidas en el Amazonas.


- Ricardo, ve a comprar el pan.
- ¡Jolín, mamá! ¿ Por qué voy siempre yo?
- ¡Porque yo lo mando y punto!
- Jonathan siempre se escaquea...
- Tu hermano está preparándose para el ritual del sábado.
- ¿ Y por qué yo no puedo irme con ellos a la caza sagrada?
- Cuando seas padre, comerás huevo. Y ahora, a por el pan, que nos cierran.
- Jo..

Ricardo coge la gorra de los Yankees y abre la puerta de adobe.

- ¡¡¡RICARDO!!
- ¡¿Qué pasa ahora?
- ¿¡¡ Qué te he dicho una y otra vez sobre la gorra??!
- Mamá, no os dais cuenta de que no hay nadie ahí fuera. Estamos rodeados de miles de árboles que aún nos ocultan.
- Imagínate qué vergüenza si el mundo nos descubriese y nos pareciéramos al resto. Quítate esa gorra y ponte los collares.
- Jolín, mamá, es que me pican.
- Ni jolín ni jolina. Y como sigas quejándote, sin Internet una semana.
- Vaaaale.


Havié,
La Croaca, 25 de junio de 2008

martes, 24 de junio de 2008

Contraespionaje digital español ante el empleado insatisfecho

Léelo, atendiendo al doble sentido del titular y sin reparar demasiado en la calidad del dibujo


Pincha en la imagen para verla en grande

lunes, 23 de junio de 2008

¡Que viva España!


Enlace a la noticia aquí


Léelo ¡Qué coño! fumandote un puro o bebiendo mermelada. AGGGG


Diría yo hace unos años, fumándome aquel presente hipnotizado de juergas de sábados y resaca de domingos, que el fútbol me importaba un bledo. Así sigue, sin embargo, ayer le berreé a un portero y le rogué a su virgen, por una vez, suerte por una vez, pedí. Me cayeron tres lágrimas que pronto atiné a esconder, en vano, porque un calvo enorme, que también sollozaba como un mocito, me vio. Sonrió, y corrimos a una fuente. Vivimos diez minutos en un estado de embriaguez colectiva – momentos placidos, inolvidables – canté, grité viva España. Al fin y empapado, hubo un instante de entendimiento esotérico y nos besamos. La chica y yo. Acabé aun empapado en la cama, sin ella, y me sofoqué borracho de contento. Tengo bastantes esperanzas depositadas en este equipo, espero que ganemos a Rusia. La verdad, tenemos bastantes posibilidades porque ya les vencimos en la primera fase. De ganar, previsiblemente disputaremos la final contra Alemania, un rival duro. Yo confío en esta selección y no diré que podemos pero quién me iba a decir hace dos años que el fútbol podía cambiarme la vida. Si ella fue a ver los cuartos, ira a la semifinal ¿E irá el gordo? ¿Irá el calvo y gordo? ¿Y volverá a llorar? ¿Eh? ¿Y yo volveré a llorar? ¿Y ganaremos? ¿Eh? ¿Ganaremos? No creo.


Nahuel y Otras


La Croaca, 23 de Junio de 2008

sábado, 21 de junio de 2008

Un estudiante se enfrenta a 38 años de cárcel por falsificar sus notas por Internet

Enlace a la noticia Aquí

Hoy no lo leas, míralo





Sally Hayes

La Croaca 21 de junio de 2008

viernes, 20 de junio de 2008

Un perturbado roba un uniforme de mosso de una comisaría de Lleida y se pone a 'patrullar

Enlace a la noticia

Léelo como si tú fueras él.

- Vamos, circulen, circulen.
- Sí que nos vamos, pero a tu casa. Todo ha pasado, tranquilo.

Estaba harto. No lo aguantaba más. Cuando no eran los policías, eran los alcaldes los corruptos. La semana pasada se quedó sin poder comprar la media docena de huevos con Omega 4 que acostumbra a comprar todas las semanas desde hacía tiempo. Por culpa del paro no había comida en el supermercado. Podía tolerar cualquier cosa, pero sus huevos eran intocables.
Decidió que era hora de ponerse al mando del aparato del Estado. Lo haría solo. No tenía miedo a nada ni a nadie. El país cambiaría a partir de ese momento.
Su mano derecha, temblorosa, empujó la puerta trasera de la Comisaría. El que parecía un conocido ladrón callejero conducido por un agente; uno que pagaba una multa por comportamiento inadecuado en la vía pública; lo de siempre, pensó. Se dirigió a una de las dependencias: “Vestuario masculino”, decía. Las taquillas estaban cerradas a cal y canto. Lógico, se dijo a sí mismo. Metió la mano en el bolsillo derecho del pantalón y encontró una de las horquillas que su antigua novia se iba dejando por todas partes. Acostumbraba a llevar siempre una consigo; nunca había superado la ruptura y le recordaban a ella. Siempre pensó que alguna vez le servirían para algo. Ahora comprendía que esa horquilla era su salvación. Forzó una de las cerraduras. Allí estaba. Un uniforme impoluto, planchado y doblado, con su gorra. En el estante superior estaban la porra, la pistola y las esposas. El mundo se rendía a sus pies.
Hecho un pincel con su nuevo uniforme hizo el recorrido a la inversa. Eso sí: ahora saldría por la puerta principal. Sus “compañeros” le saludaban y él respondía con un movimiento de cejas, lo típico que se hace cuando te encuentras a esa persona que ves muchas veces a lo largo de un día.
El camino que tenía que recorrer era largo. Había muchas cosas que hacer pero, lo primero era lo primero. Respiró hondo, tragó saliva y se colocó en una de las desembocaduras de la Calle Mayor, una de las partes de la ciudad donde el tráfico era más denso. De pronto, dos manos lo agarraron bruscamente por el hombro; de hecho, le hicieron daño.
Dicen que es un perturbado, que no estaba en su sano juicio pero, ahora más que nunca, creo que es la persona más coherente que jamás he conocido.

Renacuajo

La Croaca, 20 de junio de 2008

jueves, 19 de junio de 2008

Javier Marías defiende la invención como fórmula para contar verdades


Léelo pensando que estás encerrado en una caja opaca junto a una botella de gas venenoso, una partícula radiactiva con un 50% de probabilidades de desintegrarse y un dispositivo tal que, si la partícula se desintegra, se rompe la botella y por tanto mueres. Considérate vivo y muerto al mismo tiempo.


Cuando llegué a mi casa en la calle Santa Mónica, advertí que había algo escrito en la pantalla del ordenador. Era un texto en formato word, muy corto:

Lo peor de todo no era estar encerrado en ese agujero sin una gota de luz. Lo que realmente me asustaba era el hecho de que todo lo que estaba sucediendo fuera, estaba pasando sin que yo me enterara, sin que yo pudiera intervenir. Pensé en algún momento que conforme pasara el tiempo acabaría acostumbrándome a esa situación, que, con certeza, yo mismo había provocado.

Esas palabras se me quedaron grabadas en la mente y no era capaz de averiguar si había sido yo el que las había escrito. Igual era el primer párrafo de algún cuento, o quién sabe si de una novela. O igual sólo era un documento que había cortado y pegado porque me había llamado la atención. Sin duda, lo que realmente me inquietaba era que no era capaz de recordar si yo era el responsable de aquello. ¿Y si alguien había entrado en mi casa, pasado a mi cuarto, descalzado de sus sucias zapatillas y había empezado en mi ordenador —al que accedió con mi clave— una historia, una crónica, algo de lo que había sido testigo?

No miento si digo que se trata de una sensación agobiante. Claustrofóbica. No saber si algo está escrito por ti o por otro. Quizá fuera alguno de mis amigos que en algún momento tecleara en mi ordenador esa historia que ahora resultaba casi biográfica. Yo era como esa persona que estaba encerrado en ese agujero. No poder discernir entre las cosas que hago y las que hacen los demás induce que no pueda hacerme cargo de mis actos y conducir sus consecuencias, o disfrutarlas. Podría plantearme no escribir nunca más. Encerrarme en mi cabeza y guardar los pensamientos para que siempre sea consciente de que son míos. Puedo vivir así hasta que consiga ordenarlos todos; o incluso catalogarlos. Una biblioteca craneal en la que cada elemento llevara mi firma.


La croaca, 19 de junio de 2008

miércoles, 18 de junio de 2008

Mi novia Ema

Lee esta entrada y, por una vez, lee la noticia original cuando llegues al final.


Creo que le daba asco a la gente. Mi físico endeble, los jerséis de punto de mi abuela, las incesantes erupciones volcánicas de mi cara, la siempre reluciente alambrada de mi boca, el odioso parche para curar mi ojo a la virulé, mis bocadillos de mortadela barata, mis gafas de culo de vaso… supusieron obstáculos insalvables para un tipo tímido como yo a la hora de hacer amigos. Siempre quise querer y ser querido, pero nunca lo logré. Algunas chicas me miraban con aire curioso, otras no podían evitar arrugar la frente al cruzarse conmigo, otras cuchicheaban pensando que no me daba cuenta de lo que decían, otras me señalaban directamente sin importarles lo que yo sintiera. De vez en cuando, alguna me dirigía una sonrisa amable, alguna incluso me regalaba un fugaz “hola, ¿qué tal?”. Pero todas, absolutamente todas, acababan huyendo al instante, ninguna se detuvo jamás para hablar de verdad conmigo -no fuera a pensar alguien que se mezclaban con un tipo raro-.

Hace ya mucho de eso, tengo treinta años, ya no soy aquel niño solitario, pero hasta hace poco, nunca he tenido a nadie a quien querer. Ahora, sin embargo, tengo a Ema. Vive conmigo, en casa de Mamá. Es la primera mujer a la que he besado. Me corresponde a todo sin pedirle nada a cambio. Me dice muchas cosas bonitas, sí. Parece preocuparse por mí y decirme todo lo que cualquier hombre querría oír de una mujer. A veces hasta me baila. Ema es fantástica, maravillosa, aunque, de vez en cuando - no se puede tener todo-, parece un poco fría.

Le he preguntado a Mamá a ver que qué tal le parece y me ha dicho que es “voluptuosa y manejable” pero que no me encariñe demasiado con ella, que nunca se sabe. Es una respuesta extraña, pero es que Mamá siempre esquiva las preguntas así. Para mí que está un poco celosa, no le gusta que su hijo por fin haya encontrado besos distintos de los de una madre. Me da igual, por una vez estoy contento. ¿Qué me importa lo que piensen los demás?


Enlace a la noticia


Henryque

La Croaca, 18 de julio de 2008

martes, 17 de junio de 2008

Heridos cuatro pasajeros tras el frenazo de un autobús urbano en la capital (Córdoba)

Noticia original aquí.

Léelo pensando que la persona que está a tu lado es un desquiciado.


Lleva 23 minutos buscándose algo en el bolsillo derecho del pantalón, debe de pensar que todos valemos más muertos que vivos. No es que sea una obsesa del tiempo, es que sabe más el diablo por viejo que por diablo, y además tengo el reloj del autobús en frente. Escucha reggaeton a todo volumen y, pese a ser las tres de la mañana, he sido cocinera antes que fraile y, hablando mal y pronto, pienso que tiempo dormido, tiempo perdido. Tiene la cara llena de picotas de los granos, los ojos achinados, y el pelo muy sucio. “Te conozco, bacalao”, pensé. No quería gritar alarmada que el señor que estaba sentado a mi derecha llevaba una pistola escondida en el bolsillo. Vaya forma cruel y vil de delatarlo. Pensé que si hacía eso, me estaría ahorcando con mi propia soga, y que secreto de tres, secreto no es. Así que decidí callarme (como una puta, dicen algunos) y aguantar el miedo y la sabiduría yo sola. Como bien dicen, fía sólo en dos: en ti y en Dios, y ahora me imaginaba que inmolaría todo el autobús con una bomba pegada a su cuerpo. Como vivir prevenida es de buen sentido, intenté adivinar la forma del artefacto que nos haría volar sin alfombra y carbonizados por el cielo de Córdoba. Me empezaba a poner nerviosa, tenía ganas de gritar al autobús entero “Paciencia hermanos, y moriremos ancianos” para tranquilizar a unos viajantes que eran totalmente ajenos al peligro que guardaba mi compañero en su bolsillo derecho o enrollado en su cintura. Con pinta de bobo o loco, a los que no hay que tenerlos en poco, no se sacaba la mano de allí. No debía de ser fácil tomar una decisión así. Pero el imbécil del reggaeton, con pinta de desequilibrado, pelo sucio, ojos achinados, y con un arma tan peligrosa con la que poder acabar placenteramente con los que allí estábamos, sacó un regaliz negro del bolsillo beige de los chinos. En ese momento pensé que da dios bragas al que no tiene nalgas, y que los refranes de viejas son sentencias.

Y es que tanto nadar, para morir en la orilla.

lunes, 16 de junio de 2008

El Vaticano impide el rodaje de 'Ángeles y Demonios' en las iglesias de Roma

Enlace a la noticia: Aquí

Léelo: Escuchando esto


(Pincha en la imagen para hacerla más grande)


Havié,
La Croaca 16 de junio de 2008

domingo, 15 de junio de 2008

No era un OVNI, sino un remache metálico

Léelo con las ventanas bien cerradas, por si acaso

Enlace a la noticia

Al filo del alba, cuando la bruma rezagada aún se resignaba a abandonar las entrañas de los trigales, un disparo quebrantó la aurora.

De nada me sirvió intentar persuadirle de que no trajera a casa ese viejo cacharro, que amenizaba las noches con los fatídicos sucesos del día, y que revestía el vacío de las tardes a la sombra de un implacable sol con su impetuoso eco procedente del salón. Iba a ser el fenómeno del vecindario, decía él, y no andaba mal encaminado porque pronto los vecinos comenzaron a reunirse a las puertas de la casa mientras a él se le dibujaba la sonrisa de triunfador, que dejaba averiguar un orgulloso “te lo dije”. Y así fue hasta que una tarde del cuarenta y siete, el andrajoso aparato anunció que los habían visto allí arriba. Entre los murmullos de desdén – “bah embusteros” – de los viejos y las miradas atónitas de los niños, él se volvió loco. Cogió la vieja radio y con la huella del terror impresa en la cara, la reventó contra la pared. Después terminó de hacerla añicos con violentos pisotones. La garganta colapsada por el pánico, que no le permitía emitir un solo indicio de temor. Cogió los restos de la radio y echó a correr campo a través entre los trigales, dejando su rastro quejumbroso tras de sí, hasta que llegó al punto más alejado de la casa, y la enterró allí.

Cuando volvió, ebrio de miedo aún, dijo con los ojos clavados en ninguna parte que quienquiera que viniese desde allí arriba no iba a atravesar la puerta de la casa, que nadie iba a hacer nada a su mujer y a su niño y que él se ocuparía de ello. Con el pulso aún tembloroso, cogió la escopeta de detrás de la puerta y se sentó en el rellano a esperarlos. Con el arma en el regazo y el rostro corrompido por las lágrimas, comenzó a repetir un insistente “nadie va a venir desde allí arriba” que hacía las veces de nana en la oscuridad de la noche. “Nadie va a venir desde allí arriba”, repetía.

Un disparo quebrantó la aurora y a mí el sueño me pilló desprevenida. Me abalancé hacia el rellano y lo único que quedaba de él era su sombra atormentada. Presa de la histeria, corrí a buscarlo entre los campos, mis gritos alarmaron al vecindario, mientras el llanto del niño que se había despertado hambriento convertía la atmósfera aún más insoportable. Lo busqué hasta en el último metro cuadrado de la hacienda, pero no había ni rastro de sangre, ni de su escopeta, ni de su cuerpo inerte. Se lo habían llevado los de allí arriba. Decía que venían a por nosotros, y se lo llevaron a él. Candela la viudita, me empezaron a llamar. Candela la viudita loca que en pleno mayo mandó a recolectar la cosecha para dejar el terreno despejado y convencerse de que a su marido se lo habían llevado de verdad. Candela la viudita a la que se le apagaron los ojos de no poder dormir por tenerlos alerta siempre mirando al cielo, esperando a que ellos volvieran y lo trajeran de vuelta. Candela la viudita triste, a la que lo que más le pesaba era no haber encontrado la escopeta para que también a ella se la llevaran allí arriba y poder encontrarse por fin con él.


La Croaca, 15 de junio de 2008

Taosalamandra

sábado, 14 de junio de 2008

Encontrado un 'unicornio' en la Toscaza


Enlace a la noticia

Léelo y contesta a la pregunta

Raúl es mi hermano y un hombre inclasificable. Le duele equivocarse casi tanto como a mí me gusta corregirle. Cuando lo hace, me siento a su lado, y al oído, para evitar que nadie le oiga, le enmiendo en lo que pueda. No miento si digo que lo hago, muchas veces, sin conocimiento de causa.

Él pasa por un idiota rezumado que con mucho esfuerzo ha conseguido no parecer imbécil. Yo aseguro que no lo es, es mi hermano y aunque no aprendiera a hablar antes del preescolar, y mi tío Poli, un desalmado, lo llamara tonto, es el tipo más prodigioso que he conocido nunca, un genio.

En una comida de familia, una de tantas, le vi robar sopa del plato de mi tía, muy lentamente, tanto que pensó que nadie le miraba. Cuando metió la cuchara ardiendo en su boca, solo a mí, mientras los otros reían, me tocó decirle algo. Algo como “¿Estas loco?” o algo de eso. Tan proverbial e inútil que se cepilló los seis caldos que quedaban en diez minutos dejando intacto el suyo. Prodigioso.

Yo trabajo las noches de los miércoles a los sábados poniendo copas en un local cercano a Gran Vía. Tardo unos veinte o veinticinco minutos, según el día, la noche y el viento en llegar a mi casa, en patines. Las noches de los miércoles son un suplicio. La calle la riegan antes, justo a la hora en que me calzo los patines para irme. Me deslizo palpitante entre los chinos, las putas y sus chulos; gente obscena y farsantes. Ellos me dan miedo, me deslizo como un rayo para que se me pase antes el miércoles, que es un suplicio. Mi hermano dice que soy un temerario, que voy a tener un accidente. No está falto de razón porque hoy, un miércoles, me he caído. Tengo las rodillas rascadas, en carne viva, me he fastidiado un codo, un hombro; me duelen las caderas. Y lo peor, sin embargo, es que he atropellado a un unicornio. Se recupera junto a mí, en la cama de a lado.

Llega mi hermano, me trae bombones, que él mismo ha hecho, porque le encantan las confituras y el dulce. Me dice:

- Hola hermano.
- Hola –le digo.
- ¿Qué tal estás? –me dice.
- Mejor –Le digo.
- Eso está bien –me dice.
- Si –le digo

Mira un segundo a la cama de a lado; no quiere verle.

- Sabes perfectamente lo que has hecho –me dice.
- he atropellado a un unicornio –le digo.
- ¿Podemos quedárnoslo? –me dice.
- No sé. Creo que debes preguntárselo a él –le digo.

Mi hermano y yo vivimos en un piso de treinta metros con un unicornio. Cuando se enfada, solo mi hermano sabe calmarle. Estamos muy preocupados porque no sabemos qué darle de comer.

¿Qué come un unicornio doméstisco?


Nahuel y Otras

La Croaca, 14 de Junio de 2008

viernes, 13 de junio de 2008

Subasta de maletas perdidas en Santiago de Chile



Enlace a la noticia aquí

Lee tras escuchar Santiago de Chile

Me hicieron en un bajo de la Calle Las Condes, era siete de agosto en Santiago de Chile. Benjamín el cojo, un mejicano zapatero y zapatista, me colocó en su escaparate, delante de un odre a rebosar de aceite. No tardaron en llevarme, un hombre, Matías Zermeño, quien me tuvo veinte años sobre la rinconera del salón. Un 7 de agosto del 39 el hijo de Zermeño, Zermeño menor, agarró con furia mis asas y me llenó, casi a explotar, de jerséis estampados y calcetines de lana. Viajé a Italia y a Francia, también a Holanda y a Bélgica, siempre metido en camarotes inmundos donde a duras penas conciliaba el sueño.Los días y las olas me llevaron a Berlín, era entonces el 45, y fue allí donde Zermeño me abandonó a mi suerte, al este de un muro de polvo en una tienducha donde se vendían también latas de atún.
60 años después, cuando estaba ya convencida de mi irremediable condena al olvido, unas manos más bien robustas, atadas a un cuerpo chileno, tiraron de mis asas cansadas y acabaron por sacarme de un golpe a la acera. Ellas me llevaron de vuelta por Italia y por Francia, por Holanda y por Bélgica, llegué a los Polos y también a la India, hasta que una mañana de mayo, un avión en clase turista me llevó de vuelta a Santiago.
Allí conocieron a Sofía, una joven radiante a la que esmerándose amaban cada noche , como el músico que tañe las cuerdas de una guitarra. Duró la pasión unos años, ambos se adoraban de forma imposible, hasta que ella se fugó, un tiempo más tarde, con un malabarista húngaro. Tardó el artero poco en dejarla, ella me llevó consigo, acabamos en un burdel de Buenos Aires, gimiendo cada madrugada con agónicos quejidos.
Una noche al sacar sus medias, encontró ella en mi funda un cuaderno alemán de hule que con letra de mano firme, repetía en sus trescientas páginas Sofía. Sofía. Sofía. No pudo aguantar el dolor por lo que no fue pero pudo haber sido y me envió, en el camarote de un bimotor argentino, rumbo a Chile, sin dirección, ni siquiera con una nota de aviso.


La Croaca, 13 de junio de 2008

Sally Hayes.

jueves, 12 de junio de 2008

La hija-nieta mayor de Fritzl se reúne con su madre y sus hermanos tras salir del coma inducido



Léela en silencio y con la puerta cerrada


A veces siento un dolor muy agudo en el pecho. Y no sé por qué. Otros días tengo la impresión de que la cabeza me va a explotar. También estoy acostumbrada a que unas manchas rojizas invadan mi cuerpo de la cara a los pies. Me pican, son molestas,pero he aprendido a vivir con ellas. Cuando no me salen es como si las echase de menos.

Últimamente no hago más que soñar con puertas abiertas. Me agobio y pido a una figura que no reconozco que las cierre. Es un señor de avanzada edad con una cara borrosa. Jamás he podido ver sus facciones, pero le pido que las cierre porque me dan miedo las puertas abiertas. Desde que nací, según dicen en 1989, sólo he visto un lugar. Siempre estaba cerrado. Estaba flanqueado por unas ocho puertas de acero. Supongo que debe de ser lo normal. Echo de menos la lámpara de luz ultravioleta. Debería pedir que me la devolviesen. El sol no me acaba de convencer.

Hace días he despertado del coma. Según las personas que me atienden con tanto cuidado mis primeras palabras han sido: “Hola, una nueva vida”. Yo no recuerdo haberlas dicho, pero a estas personas sí que les he podido ver la cara. Debe de ser que ya estoy bien. Veo las cosas de otro color cada vez que pienso que podré realizar un viaje en barco. Me apetece.

Desde que abrí los ojos, una mujer me intenta explicar a diario la que dice que es mi historia. Mi padre es también mi abuelo, que también es el padre y el abuelo de mis cinco hermanos, con los que compartí todo este tiempo. Todos los días, con mucha paciencia, me repite lo mismo. No lo acabo de comprender. Mi cuerpo, sin motivo alguno, se bloquea entonces. Lo único que puedo hacer es explorar con mis ojos toda la habitación hasta que se clavan en los de mi madre. Ella es la única que me comprende y la única de la que me fío de verdad. Y tengo motivos. Era la que siempre estaba conmigo cuando me levantaba, cuando comía, cuando leía, cuando me acostaba. Nunca me ha dejado sola; ni a mí, ni a mis hermanos. Le debo mucho más que mi vida. Ella es mi vida.


Todos dicen que es un milagro recuperarse de un fallo multiorgánico. Estuve a punto de morir, aunque eso a mí no me preocupa mucho. De hecho, creo que ya he estado muerta; muerta todos y cada uno de los días de mis 19 años de vida, iguales, herméticos, monótonos, grises y aburridos.


Recanuajo

La Croaca, 12 de junio de 2008

miércoles, 11 de junio de 2008

Villa hace soñar a España en la Eurocopa

Léelo escuchando el sonido de una radio estropeada.

“Ya van a empezar otra vez con lo de que vamos a ganar la Eurocopa. Hay que joderse.”

Tenía esa sensación que sólo le causaban pocas cosas en su vida. Ni siquiera recordaba cuáles. Entre resoplos y medias sonrisas Félix iba ocupado en la tarea que le acompañaba todos los días, a todas horas, hasta cuando dormía. Tenía que estar en Córdoba a las 11 de la noche y el partido acababa de terminar. No se podría decir que le quedara mucho tiempo en la carretera, ni siquiera mucho camino por hacer. Ya no había horas, ni existían caminos.
Giraba la ruedecilla que le llevaba de una voz a otra. El viejo aparato que vigilaba la palanca de marchas del viejo Pegaso del 98 apenas alcanzaba a sintonizar cinco o, si acaso, seis estaciones de radio. Y parece ser que no le gustaban las voces femeninas, o eran estas las que no se dejaban coger por el anciano cacharro. Aunque esta vez eso tampoco importaba demasiado: España había vapuleado 4-1 a Rusia.
Apenas había automóviles en la carretera que se iba apagando conforme llegaba la noche. Las luces de las estaciones de servicio empezaban a parpadear. Félix respondía guiñando con el mejor de sus ojos y ese día con la mejor de sus sonrisas. Era lento (el camión, no el viejo del 48), pero hoy España había jugado un gran partido.
Uno de los carteles que Félix pensaba que brillaba sobre los demás decía algo así como “Bibiana Beach Cocobongo”, y una joven verde roja y amarilla movía sus manos saludando a todo aquel que pasaba por ese tramo de carretera. No se olvidaba de ninguno. Félix le correspondió poniendo las largas (las del camión, y no las del viejo) y siguió con su sonrisa, esta vez con la boca completamente abierta. Y es que la selección había jugado como nunca.
Decidió entonces hacer algo fuera de lo común. Arrimó su Pegaso al arcén y dejó que Bibiana subiera al camión. Sin decir nada la joven subió los grandes escalones que conducían a la cabina y se sentó en el lugar del copiloto. A Félix se le iluminó la cara que ahora era verde, roja y amarilla, y Bibiana seguía repitiendo el mismo gesto de saludo con su mano derecha y brillando como antes. Esa sensación inusual no lo había abandonado. Agarraba el volante con mucha fuerza hasta que las manos le patinaban del sudor. Acariciaba la palanca de cambios palpando la bola que envolvía con sus trabajadas manos. Juntaba las rodillas, y hacía lo mismo con los codos que los estampaba contra sus costados. Bibiana, con el mismo movimiento con el que saludaba a los conductores, agarró la polla de Félix y comenzó a masturbarle. Ahora la sensación que tenía era esa que ya había olvidado hace mucho. Pero es que España había hecho un partidazo. Y ya no hacía kilómetros porque no había camino, ni llegaba tarde o temprano porque no existían horas.

A. Nieto

La croaca 11 de junio de 2008
Creative Commons License
Blog Anfibióticos by Anfibióticos is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 2.5 España License.